Las cifras de los expertos coinciden en que cuesta 5 a 10 veces más adquirir un nuevo cliente que fidelizar a uno ya existente. Además, en promedio un cliente actual compra 67% más que uno nuevo.

Cifras como estas, demuestran la importancia que tiene para los intereses de tu negocio, retener a tus clientes existentes a través de la implementación de un programa dirigido específicamente a reafirmar su lealtad y fidelidad.

¿Qué son los programas de fidelización?

Un programa de fidelización es una estrategia de marketing que tiene el propósito de premiar el comportamiento de compra de sus clientes, lo que produce en ellos un sentido de lealtad y fidelidad hacia la empresa. Este tipo de programas ofrece acceso a créditos en la tienda, descuentos, premios o cualquier otro tipo de beneficio que logre afirmar su compromiso con la marca.

¿Por qué apostar por un programa de fidelización?

Como cualquier otra estrategia de marketing, un programa de fidelización requiere la asignación de recursos. Si aún no lo tienes decidido, toma en consideración los siguientes motivos por los cuales deberías estimarlo como una buena opción para mejorar tus ingresos y maximizar el retorno de tu inversión.

  1. Impulsa el crecimiento de tu negocio: Aunque cada programa de fidelización puede producir diferentes resultados en función de los objetivos trazados, no cabe duda que han demostrado tener éxito en numerosas industrias, cada vez que han sido implementados como modelo de expansión y crecimiento.

  2. Incrementa tus ingresos: Según el libro “Premiar el desempeño: Una guía del directivo para mejorar los resultados” de Jerry L. McAdams, mantener un cliente existente cuesta 7 veces menos que adquirir uno nuevo. En este sentido, los recursos que destines a crear y poner en marcha programas de fidelización no tienen punto de comparación con los gastos generados por la búsqueda y adquisición de nuevos clientes. Además, los gastos en los que puedas incurrir al implantar un programa de fidelización se ven ampliamente cubiertos por los ingresos adicionales obtenidos como resultado del mismo.

  3. Mejora tu reputación y hará que te recomienden: “Un cliente satisfecho, es un cliente feliz”. Esta frase debe convertirse en un referente para tu programa de fidelización. Si tus clientes se sienten apreciados y valorados, lo más seguro es que permanezcan leales a tu negocio y que además lo recomienden a otros. Esto se convierte en un proceso de “boca a boca” cíclico que repercutirá positivamente en la reputación de tu compañía y por consiguiente en su crecimiento. Además, si creas incentivos para que te recomienden en sus redes sociales, estarás llegando a una audiencia importante de gente que no te conocía y que ahora llegará a tu empresa por recomendación. Lejos, el mejor vehículo de ventas que puedes tener.

  4. Aumenta tus ventas mediante la inclusión de incentivos: Los clientes valoran los programas de fidelización principalmente por los incentivos adicionales que reciben al realizar una nueva compra. Este tipo de incentivos deben estar alineados en función del número de veces que han realizado una compra, el artículo comprado, la inversión realizada y sobre todo en base a la satisfacción de sus deseos y necesidades.

  5. Proporciona información acerca del comportamiento de tu nicho de mercado: Llevar a cabo un programa de fidelización además de fomentar una relación más cercana con tus clientes, te permitirá obtener datos de suma importancia para entender su comportamiento en relación a qué evitan comprar y qué los induce a gastar su dinero. A través de métodos de prueba y error, podrás determinar qué tipo de incentivos provocan un mayor deseo de compra y cuáles por el contrario no producen los mismos resultados.

Si aún no has apostado por uno, este es el mejor momento para comenzar.